lunes, 22 de julio de 2013

Pink Ruffle Cake sin colorantes, para nuestro picnic de postboda!

Ruffle cake o pastel de volantes, llamarlo como queráis, yo desde que vi esta técnica por internet me quedé con mono de probarla, y al final encontré una escusa superbuena para hacer mi primera ruffle cake. Y la escusa fue la recelebración de mi boda con los amigos de Madrid!



Esto fue dos semanas después de la boda de verdad, que se celebró en Italia y a la que mucha gente desde España no pudo acudir. Por esto organizamos un picnic en el parque de la Dehesa de la Villa. Premisa: mi marido y yo somos unos fanáticos de los picnics...ya se que esto a los españoles les suena muy de guiri, pero es lo que somos, guiris, y del campo, y de los que en cuanto ven un cesped bien verde echan sus mantitas y a comer! De echo, la fiesta de nuestra boda oficial fue también un precioso picnic en el parque de una casona en Toscana...pero de esto ya os hablaré más adelante y más en detalle :)

Ahora vamos con la receta del buttercream de merengue suizo con frambuesas que usé para decorar mi ruffle cake! Por cierto, las frambuesas son las que le dan el color a la crema, con lo cual, nada de colorantes! Mejor, no? :) La receta es de Julie Richardson y la saqué de su libro Vintage Cakes!

BUTTERCREAM DE MERENGUE SUIZO CON FRAMBUESAS

6 claras de huevo
1 taza y 1/4 de azúcar blanco (250 gr)
1/4 de cucharadita de cremor tartar (1,5 gr)
2 tazas de mantequilla a temperatura ambiente cortada en trocitos (450 gr)
2 cucharaditas de vainilla (10 ml)
1 puntita de cucharita de sal fina
4 tazas de frambuesas frescas (300 gr)

Con una batidora de brazo batimos las frambuesas hasta obtener una purea que tamizaremos para eliminar las semillas, y la guardamos.
En el bol de nuestra kitchen aid (o similar) batimos a mano las claras, el azúcar y el cremor tartar. Colocamos el bol encima de un cazo con agua hirviendo (que no toque el agua, ojo!). Mezclamos continuamente hasta que la mezcla no se vuelva fluida y muy caliente al tacto (55 grados si tenéis un termometro de cocina). Transferimos el bol en la kitchen aid y batimos a velocidad medio-alta hasta que las claras tripliquen su volumen. Bajamos la velocidady seguimos batiendo unos minutos más hasta que el bol resulte frío al tocarlo. Volvemos a subir la velocidad y añadimos la mantequilla, un trocito a la vez (si el buttercream se vuelve raro, como desmigandose, no os preocupéis, seguir con mucha fe...). Una vez que toda la mantequilla se haya incorporado y el buttercream resulte esponjoso y cremoso, añadimos la purea de frambuesas, la vainilla y la sal, y mezclamos bien. Ya tenemos el mejor buttercream que podamos desear para nuestra ruffle cake!
Ahora si, para realizar esta particular decoración, muy fácil y al mismo tiempo muy resultona, os recomiendo echar un vistazo a este tutorial en el mítico blog de Alma!

Os dejo ya, con unas fotitas más de nuestro bonito picnic! Gracias a Cris que nos hizo de fotógrafa (además de llevar una tortilla campera que estaba de vicio)!!!

Mantitas para sentarse en el cesped...take-away boxes personalizados...cubiertos de madera...
y comida internacional hecha en casa por los invitados! Todo riquísimo!
Bunting de telas japonesas hechos a manos por los novios! Qué bien lo pasamos, gracias a todos!

PD para los curiosos...la tarta llevaba 3 pisos de bizcocho blanco relleno de crema pastelera con frutas del bosque...ñam!

Muchos besos!
Sara

1 comentario:

  1. Hola!

    la verdad es que hemos encontrado su receta muy rica!!. Nos dedicamos a la venta y distribución de Termometros de Cocina

    Puedes encontar más información en Ch-Direct.es

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario que le da vida a este blog!