jueves, 26 de septiembre de 2013

Tarta Mimosa


Dejarme primero aclarar una cosa: no se trata de una tarta que os abraza y os da besos y os dice que os quiere. Por lo menos no en sentido literal, aunque es cierto que su sabor delicioso será una dulce caricia para vuestros paladares, y una muy buena manera de mimar a vuestros invitados. Pero el nombre no viene de esto. Más bien se trata de un clásico de la repostería italiana donde migas de bizcocho son usadas para simular las flores del arbol de mimosa…este arbol muy perfumado que florece en marzo y que está asociado con la fiesta de la mujer. Me encanta la decoración de esta tarta…por una vez nada de fondant ni cremas de mantequilla varias ni manga pastelera ni nada…pura creatividad made in Italy!
Y ahora una segunda aclaración: el bizcocho con que se prepara esta tarta en Italia se llama Pan de España…y si, ahora se que de español no tiene nada…pero dejar que os cuente un secreto, tampoco los calamares a la romana se comen en Roma ni las napolitanas vienen de Napoles…misterios de la nomenclatura culinaria!


Preparación del Pan de España:
6 huevos
165 gr de azúcar
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal
90 gr de harina
60 gr de maizena
3 cucharaditas de levadura en polvo

Empezamos separando las yemas de las claras. Batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una crema espumosa y casi blanca. Añadimos la vainilla. A parte montamos las claras a punto de nieve bien firmes con una pizca de sal. Luego incorporamos las claras a las yemas batidas cuidando que no se bajen. Tamizamos juntos la harina, la maizena y la levadura y las vamos agregando poco a poco a la mezcla anterior. Siempre removemos delicadamente con la espátula, con movimientos circulares desde abajo hacía arriba, para que no se nos bajen las claras. Este es el secreto de un pan de España ligero y esponjoso! Vertemos la preparación en un molde forrado con papel de aluminio y horneamos a temperatura moderada. Cuando esté dorado hacemos la prueba del palillo (que tiene que salir limpio) para comprobar que esté hecho.


Para la crema pastelera al limón:
3 huevos
60 gr de harina
200 gr de azúcar
500 gr de leche
la piel entera (no rallada!) de un limón

En una olla batimos los huevos con el azúcar, luego añadimos la harina y mezclamos bien hasta que esté todo homogéneo. Agregamos lentamente la leche, cuidando que no se hagan grumos. Al final añadimos la piel de limón y ponemos a fuego bajo, removiendo constantemente, hasta obtener una crema de la consistencia deseada (en este caso queremos que sea bien firme). Cuando esté lista, quitamos la piel de limón y dejamos enfriar.

Para obtener la crema chantilly:
200 ml de nata montada
la crema pastelera anteriormente preparada

En Italia llamamos crema chantilly la mezcla de crema pastelera con nata montada, aunque en Francia (de donde el nombre es originario) "crême chantilly"es simplemente la nata montada...Más misterios! Vosotros llamarla como queráis...el hecho es que tendréis que mezclar la crema pastelera fria con 200 ml de nata montada...y ya está! :)

Para montar la tarta:
El procedimiento es muy sencillo...pero puede resultar curioso y no muy intuitivo así que para esta ocasión especial me he decido a hacer un "paso a paso"! Espero que os ayude!
Primero necesitaremos cortar una capa sutil de bizcocho que reservaremos y que nos servirá para "tapar"la tarta al final. Luego con la punta del cuchillo dibujamos un circulo en el bizcocho dejando unos 3-4 cm de borde. Entonces empezamos a escavar quitando trocitos de bizcocho con la ayuda de un cuchillo o de una cucharilla...tendremos que terminar con una especie de fuente echa de bizcocho, como en la primera imagen (1). Os aviso ya que el bizcocho que quitéis no os lo podéis comer. NO! Hay que reservarlo y desmigarlo bien con las manos: estas serán nuestras flores de mimosa (2). Ya podemos rellenar la tarta con 3/4 de la crema chantilly (3). Luego volvemos a tapar con la capa de bizcocho que reservamos antes (4). A mi se me rompió así que terminé con un patchwork! Pero no importa porque luego se cubre...de echo en el siguiente paso vamos a cubrir la tarta con la restante chantilly (5). No hace falta hacer un glaseado perfecto...solo necesitamos una base para pegar las migas que reservamos, teniendo cuidado para que adhieran bien tanto en la superficie como en los laterales de la tarta (6). A que parece recubierta de flores de mimosa? A mi me encanta como queda!


Yo decidí terminar la decoración con una sencillas rositas de fondant, porque me gustaba la combinación de rosa y amarillo...Pero unas hojitas también valdrían, o incluso nada, que esta tarta es bonita ya por si!


Espero que os guste y que os animéis a experimentar más allá de las tartas americanas más de moda!
Mille baci!
Sara

2 comentarios:

  1. Me gusta esta receta, creo que la incluiré en mi nueva sección de 'detective blog'. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería todo un honor Lulú! Gracias! Muchos besos!

      Eliminar

Gracias por tu comentario que le da vida a este blog!